Quiero transformar contigo nuestro pueblo en noviolento

He leído el discurso emotivo para transformar el mundo a la noviolencia y he pensado en que me gustaría vivir en ese mundo contigo. He leído el  borrador de Constitución noviolenta de pueblo noviolento y he pensado en ti para comenzar a ponerla en marcha.

Porque somos afines, porque somos amig@s, porque te amo. Porque sé que sólo no puedo ser noviolento, pero contigo sí. No me importa lo que tardemos en conseguirlo ni si llegaremos a verlo, me reconforta saber que tú y yo estamos apoyándonos mutuamente para transformar esta sociedad y que esto nos va a transformar.

Y no somos sólo tú y yo, porque tú y yo solo somos dos, pero con uno más cada uno somos cuatro y cuando nos vengamos a dar cuenta, seremos miles.

Pasito a pasito. Leamos los artículos y veamos los que podemos practicar. Veamos nuestras dificultades y éxitos y compartámoslas con otras personas. Cada vez que pongamos en práctica uno de los artículos, estaremos más cerca de vivir en ese mundo noviolento que quiero compartir contigo.

Te amo.