Curso de gramática: de chacal a jirafa: la culpa (1)

Cuando elijo satisfacer mi necesidad de placer sexual masturbándome ante una película porno, una vez acabada la excitación, me siento vacío y frustrado porque al elegir una película porno no estoy satisfaciendo mis necesidades de amar y respetar a todos los seres humanos.

Pero no me siento culpable.


La culpa es una compleja categoría gramatical del lenguaje chacal que engloba muchos sentimientos: tristeza, vacío, abatimiento, asco, resentimiento, miedo, … En el lenguaje jirafa, la culpa no es un sentimiento, sino una percepción de mis sentimientos enfrentados al exterior. Sentir culpa evita que asuma la responsabilidad de mis actos y además me hace sentir vulnerable ante los juicios moralistas de las demás personas.

Veamos cómo sería un diálogo típico en lenguaje chacal sobre la culpa generada por ver porno:

Chacal: Me ha parecido ver en tu móvil un vídeo porno…

Yo: Err… pues sí, aunque no me gusta el porno, de vez en cuando veo algún vídeo.

(La duda inicial indica incomodidad, pero aún así, la respuesta es sincera)

Chacal: ¿De verdad? Me quedo muerta, no me lo esperaba de ti.

(Por la forma de expresar sus sentimientos de incredulidad, abatimiento y desconfianza hacia mí, pienso que me está juzgando de forma que no aprueba mi comportamiento.)

Yo: Ya ves, es una cosa que me acompaña desde adolescente, no me puedo desembarazar de esto, el acceso es muy fácil ahora, …

(Reacciono al juicio poniendo excusas improvisadas)

Chacal: Tanto hablar de noviolencia, ¿no te parece que el porno es violento?

(Continúan los juicios sin preguntarme cómo me siento)

Yo: Claro que lo es, normalmente busco películas donde no haya violencia, pero la verdad, no las encuentro, son todas iguales.

(Me estoy sintiendo muy vulnerable y culpable. Estoy tratando de proteger mi integridad moral).

Chacal: Joder, pues no sé que decirte, ¿no te dan pena las mujeres explotadas, la dominación, …? ¡Y luego te declaras feminista!

(El tono de repulsa va en aumento, la otra persona se está situando en un plano moral superior al mío, …)

Yo: ¿Y qué puedo hacer? He intentado no verlo, pero no puedo evitarlo y menos ahora que es tan fácil acceder al porno desde cualquier dispositivo … No merezco llamarme feminista ni noviolento, esto es una lacra de la que soy incapaz de deshacerme …

(Me empequeñezco, me siento vulnerable y cada comentario me produce más dolor. Me declaro incapaz de controlarme, como si fuera una persona perversa. Mi autoestima está muy dañada.)

La conversación podría continuar indefinidamente y yo seguiría sin asumir la responsabilidad de mi acción. Prefiero sentirme culpable, dejarme juzgar, aceptar que soy malo o que hay una parte perversa en mí, al fin y al cabo, la culpa en nuestra sociedad está bien valorada.  Sin embargo, esto me hace vulnerable y me pone a merced de mi interlocutora, quien se siente legitimada para abusar de mi vulnerabilidad y entrar de este modo en un ciclo de culpa-juicio muy destructivo para nuestra relación.


Una de las características principales de la Comunicación No Violenta es que evita los juicios moralistas, que provocan excusas y culpabilidad apartando a las personas de la responsabilidad de sus actos.

Relee, por favor, la frase empática con la que comienza este artículo. Para llegar a una frase de este estilo, necesitamos traducir la conversación anterior de lenguaje chacal a lenguaje jirafa:

Jirafa: Me ha parecido ver en tu móvil un vídeo porno…

Yo: Err… pues sí, aunque no me gusta el porno, de vez en cuando veo algún vídeo.

Jirafa: Vaya, admito que me sorprende que veas porno ya que conozco tu trayectoria política.

Yo: Sí, este es un tema del que no me gusta hablar públicamente porque pienso que voy a ser criticado.

Jirafa: Es cierto, mi primera impresión ha sido negativa y quizás te haya juzgado, sin embargo me gustaría hablar contigo de este tema en profundidad y sin la intención de juzgarte. Al decir que no te gusta, imagino que no te sentirás muy bien cuando lo haces.

(Al decirme que no desea juzgarme, me siento preparado para hablar de este tema)

Yo: Efectivamente, aunque me excita, una vez que me he masturbado me siento vacío y frustrado. Vacío porque no he canalizado mi necesidad de placer para profundizar en la capacidad de mi cuerpo para el auto-placer ni para compartir este placer con otra persona. Frustrado porque no satisfago mi necesidad de amar y respetar a todas las personas, al contrario, pienso que las estoy dañando.

Jirafa: Me gustaría comprobar si he entendido la causa de tu vacío y frustración. ¿Quieres decir que tus sentimientos negativos provienen de la estrategia elegida, no del hecho de proporcionarte placer a ti mismo?.

Yo: Claro, para mí no hay nada negativo cuando me masturbo, pero sí cuando elijo ver porno.

(Al no sufrir juicios moralistas por parte de mi interlocutora, no necesito excusarme ni negar mi responsabilidad. Acepto que “elijo” satisfacer mis necesidades de la forma que lo hago y me hago responsable de mis sentimientos y mis necesidades. Mi interlocutora puede finalizar la conversación invitándome a que me haga una petición a mí mismo)

Jirafa: ¿Podrías hacerte una petición clara y honesta a ti mismo que vaya en la dirección de satisfacer tus otras necesidades y evitar esos sentimientos negativos?

Yo: Sí, voy a utilizar la Comunicación No Violenta y las redes sociales para visibilizar los efectos que el porno tiene sobre mis pensamientos, emociones, sentimientos y necesidades de forma que me vaya haciendo cada vez más consciente de los efectos negativos del porno en mi vida y en la de otras personas. Espero así hablar con otros hombres y mujeres de sexualidad y de cómo potenciar el autoconocimiento de mi cuerpo.


He elegido el tema del porno puesto que ha sido un tema tabú para mí hasta hace muy poco tiempo y el no compartirlo contribuía a mi sentimiento de vacío y soledad.

Sé que es arriesgado, en nuestra cultura, decir que veo porno y que no me siento culpable. El lenguaje jirafa es así, prefiere la asunción de la responsabilidad por las propias acciones a la culpa. ¿Serías capaz de mantener una conversación jirafa con una persona que fuma o come carne o toma drogas o ve la televisión?

2 opiniones en “Curso de gramática: de chacal a jirafa: la culpa (1)”

Comentarios cerrados.