¿Es necesario obedecer tanto?

Mientras que no hay un fundamento ético para la obediencia al Derecho, sí hay un fundamento ético para su desobediencia.

Felipe González Vicén, 1979

La desobediencia civil es un tema candente en las sociedades democráticas donde la opinión se encuentra manipulada por los medios de comunicación, las propuestas políticas son monopolizadas por los partidos políticos y las normas aprobadas por mayoría no siempre son justas.

En el ámbito del Derecho hay partidarios que la consideran una de las pocas formas que tienen las minorías de expresar pacíficamente sus desacuerdos con la opinión de la mayoría y la elevan a la categoría de indicador de la madurez de una democracia.

También hay detractores que consideran que el Estado proporciona todos los cauces necesarios para la participación política y que cualquier disidencia debe ser castigada.

Entre l@s defensor@s tenemos, históricamente a Étienne de La Boétie, Henry David Thoreau, las sufragistas, Gandhi, Rosa Parks y Martin Luter King Jr, Habermas, etc.

Ahora, medita un poco sobre tus gobernantes. ¿Cuál es su postura ante la desobediencia civil? ¿Qué talla tienen como líderes? ¿Cuáles son sus valores? ¿Qué talla tienen a nivel espiritual? ¿A quiénes obedecen?

Compáralos con los defensores de la desobediencia civil.

Y ahora decide, ¿a quién vas a obedecer?

P.D. Lee este ensayo para una revisión en profundidad.